Marzo – 2020
La preocupación de los ciudadanos por la política y los políticos se dispara al 54% en el CIS de enero
Madrid. 30 de Enero 2020

Madrid, 30 ene (EFE).- La percepción de la política y los políticos como un problema ciudadano se ha disparado en el último barómetro del CIS hasta alcanzar el 54 por ciento de menciones, superando por vez primera el umbral del 50 por ciento, cerca ya del paro, que continúa como mayor problema con el 58,9 por ciento.

No obstante, las referencias a la política como problema no aparecen definidas, como hasta ahora hacía el CIS en sus encuestas mensuales, en una única respuesta, ya que el barómetro de enero las ha dividido en tres contestaciones diferentes, lo cual modifica por completo las posiciones de la estadística de mayores problemas.

Así, los «problemas políticos en general» acumulan un 21,7 por ciento de menciones, «el mal comportamiento de los políticos» reúne un 19,3 por ciento y «lo que hacen los partidos políticos» suma otro 14 por ciento, lo cual arroja un porcentaje global del 54 por ciento.

En el barómetro anterior publicado en diciembre, el epígrafe «los políticos en general, los partidos y la política» había subido hasta el 49,5 por ciento, y en el muestreo dado hoy a conocer este concepto supera por primera vez en la historia de las encuestas del CIS el 50 por ciento y se consolida como segundo problema.

Sin embargo, con el nuevo criterio seguido por el instituto demoscópico público, los problemas económicos ocuparían el segundo lugar (27%), los problemas políticos el tercero (21,7%), el mal comportamiento de los políticos el cuarto (18,3%), la corrupción y el fraude el quinto (17,9%), y la sanidad, el sexto, gracias a un 16,9 por ciento.

Por debajo, en séptimo lugar, los «problemas relacionados con la calidad del empleo» (14,6%), «lo que hacen los partidos políticos» (14%), los problemas de índole social (13,9%) y las pensiones (11,8%).

Cae al undécimo puesto la independencia de Cataluña, ahora el mayor problema para el 10,7 por ciento, prosiguiendo así la tendencia a la baja del mes anterior, cuando descendió hasta el 11,8 después de la cota del 19 por ciento registrada tras los altercados en Cataluña por la sentencia del «procés».

Como es habitual, el CIS pregunta por la situación política, que aunque sigue siendo vista como «mala» o «muy mala» por una mayoría del 62,6 por ciento de los encuestados, arroja una cifra menor que la de diciembre, cuando el 74,8 por ciento la veía negativamente.

Al mismo tiempo, si antes solo el 2,7 por ciento la calificaba de «buena» o «muy buena», ahora es el 7,6 por ciento quien piensa así; además, el 38 por ciento cree que ha empeorado respecto a hace un año, el 12,5 que ha mejorado y el 45,9 por ciento que sigue igual.

De cara al futuro, un 23,7 por ciento vaticina que mejorará, el 29,1 por ciento señala que se mantendrá igual y el 32,3 augura que empeorará.

En cuanto a la situación económica, bajan los ciudadanos que la perciben negativamente, porque si en el anterior barómetro el 50,9 por ciento la tachaba de «mala» o «muy mala» ahora opina así el 46,5 por ciento, mientras un 45,4 la ve igual y solo el 6,4 por ciento la califica de «buena» o «muy buena».

Un 35,2 por ciento dice que la economía empeorará en un año, el 32,4 afirma que se mantendrá igual y únicamente el 17,5 por ciento cree en una mejoría.

Para los españoles, según el muestreo del CIS, la situación económica sigue igual que hace un año en opinión del 58,3 por ciento, ha empeorado a juicio del 30,4 por ciento y solo ha mejorado para el 8,9 por ciento. EFE

Este autor no tiene información biográfica