Marzo – 2020

¿Cómo puede tu empresa colaborar con la FTO?

Formar parte de un proyecto global para los ciudadanos

Colaborar con la Fundación Transparencia y Opinión, o patrocinar sus actividades, supone, en primer lugar, pasar a formar parte de un proyecto global basado en potenciar los principios democráticos, en activar la participación responsable del ciudadano y en dar un valor real y útil a la información. Así como en impulsar la transparencia en el buen gobierno como valor democrático, tanto empresarial como institucional.

Beneficios fiscales

Pero es que además, en segundo lugar, y ya desde la perspectiva puramente económica, patrocinar o colaborar en las actividades y proyectos de la Fundación Transparencia y Opinión, trae consigo también beneficios fiscales.

En este sentido, queremos recordar que la legislación vigente en la actualidad, Ley 49/2002 de 23 de Diciembre de régimen fiscal de las entidades sin fines lucrativos, así como el R.D. 1270/2003, es la aplicable a aquéllas Fundaciones, entre ellas la Fundación Transparencia y Opinión, que hayan optado por el régimen especial de las entidades sin fines lucrativos.

Y de esta normativa resulta necesario rescatar algunas cuestiones que pueden resultar de suma importancia a la hora de poder colaborar en el proyecto de la Fundación Transparencia y Opinión.

Tributación por el impuesto de sociedades

Así, en lo referente a la tributación por el Impuesto de Sociedades, la Ley 49/2002 declara la exención de las siguientes rentas:

  • Las derivadas de los ingresos obtenidos sin contraprestación (donativos, cuotas, subvenciones).
  • Las derivadas de adquisiciones o transmisiones por cualquier título, de bienes o derechos (donaciones, herencias o legados).
  • Las recibidas como consecuencia de la existencia de convenios de colaboración o de contratos de patrocinio publicitario.

Incentivos al mecenazgo

En cuanto a los incentivos al mecenazgo, merece la pena destacar el hecho de que en la actualidad el tratamiento correspondiente a los donativos en el Impuesto de Sociedades consiste en una deducción en la cuota del 35%, y se suprimen los límites para la deducibilidad de los gastos derivados de convenios de colaboración empresarial, así como de los gastos en actividades de interés general en que incurran las empresas.

De modo contrario, cualquier otra donación de bienes a entidades que no estén amparadas en el régimen fiscal especial de la Ley 49/2002, supone que el importe de dicha donación no sería gasto fiscalmente deducible.

Amigos de la Fundación